C/ Maria Cristina, frente al nº 32, 28981, Parla

El uso de este sitio implica la aceptación del aviso legal, la política de privacidad y la política de cookies.

© MOVER Parla (Movimiento Organizativo Vecinal En Red Parla)

 

  • Facebook Social Icon
  • Twitter Social Icon
  • YouTube Social  Icon

PROPOSICIÓN DEL GRUPO MUNICIPAL MOVER PARLA PARA DESARROLLAR ACCIONES CONCRETAS PARA FOMENTAR LA INCLUSIÓN Y NORMALIZACIÓN DE LOS ENFERMOS DE FIBROMIALGIA

La Fibromialgia es una afección crónica de etiología desconocida, caracterizada por la presencia de dolor crónico musculo-esquelético generalizado, con bajo umbral de dolor, hiperalgesia y alodinia (dolor producido por estímulos habitualmente no dolorosos). En estos pacientes, la presencia del dolor crónico suele coexistir con otros síntomas, fundamentalmente fatiga y problemas de sueño, pero también pueden estar presentes parestesias, rigidez articular, cefaleas, sensación de tumefacción en manos, ansiedad y depresión, problemas de concentración y memoria.

La importancia de esta patología radica en que afecta a todos los ámbitos de la vida del paciente y éste puede llegar a desarrollar una discapacidad que incluso interfiera en su ámbito laboral. Según varios estudios, entre el 15 y el 20 por ciento de los pacientes tienen que dejar su trabajo.

Respecto a la Igualdad, en España, padecen Fibromialgia aproximadamente 1.040.000 personas, siendo el 80% de las afectadas mujeres. La Ley Orgánica 3/2007, de 22 de marzo, para la igualdad efectiva de mujeres y hombres, en su artículo 27, recoge los principios básicos para la integración del principio de igualdad en las estrategias y programas de salud que deberán tener en cuenta en su formulación, desarrollo y evaluación las distintas necesidades de mujeres y hombres y proporcionar las medidas e intervenciones adecuadas para abordarlas (objetivos, actuaciones e indicadores).

En términos globales, los problemas musculo-esqueléticos constituyen una de las principales causas de incapacidad temporal en nuestro país. Recientes estudios señalan que las personas con Fibromialgia presentaron una media anual de 21 días de trabajo perdidos debido a este problema. En torno al 30% de las personas con Fibromialgia estudiadas, tenían una pensión por incapacidad permanente antes de la edad de jubilación, frente al 9,5% del grupo de comparación. Los costes indirectos asociados supusieron el 81% del total de costes ocasionados por la Fibromialgia. En otros trabajos realizados en nuestro país, se concluye que el 43,2% de los pacientes evaluados no estaba en activo en el momento del estudio y, de entre ellos, el 77,6% había trabajado antes. De estos últimos, en torno al 67% informaron que la Fibromialgia fue la causa de la interrupción del trabajo. Los datos obtenidos en los estudios anteriores muestran que el porcentaje de bajas por incapacidad temporal y el número de días de baja por enfermedad es de 3-4 veces superior a otros trabajadores. Podemos concluir, por tanto, que en España las enfermedades músculo-esqueléticas son una causa importante de incapacidad laboral.

Los costes totales se asociaron significativamente con el impacto percibido de la enfermedad, con la intensidad del dolor y su interferencia en las actividades cotidianas así como con la ansiedad y la depresión.

Los objetivos de la atención a personas con Fibromialgia deben ser el alivio de los síntomas y el mantenimiento de la capacidad funcional en los ámbitos personal, familiar y profesional de la persona que la padece, procurando que su calidad de vida se mantenga o se deteriore lo menos posible. Hay que señalar que con un enfoque adecuado del manejo de la Fibromialgia, una gran parte de pacientes mejora sustancialmente.

La información inicial que se le proporciona y la toma de decisiones conjunta con el paciente son un elemento básico del manejo de la Fibromialgia.

A medida que mejora el conocimiento de la sociedad sobre la Fibromialgia, el soporte a las personas afectadas de esta enfermedad proporcionado por profesionales sanitarios, familiares, amigos, compañeros de trabajo, entre otros, contribuye a crear una red social que facilita su adaptación a las dificultades que la enfermedad crónica introduce en aspectos básicos de su vida relacional diaria. El mantenimiento de una actividad laboral compatible con la evolución de la Fibromialgia es de gran ayuda en el curso del proceso, evita el aislamiento social y puede reducir el impacto de la enfermedad en su calidad de vida. La conservación de la máxima integración en la vida laboral activa requiere de una estrecha coordinación de los servicios asistenciales con los servicios de salud laboral y los servicios de recursos humanos de las empresas, para evitar que una falta de comunicación origine un prematuro e inadecuado cese en la actividad laboral, que, lejos de facilitar la evolución de la Fibromialgia, empeore su pronóstico. Un ajuste y adecuación a su debido tiempo de la actividad puede contribuir decisivamente a una mejoría en el pronóstico.

Por todo lo expuesto anteriormente, el Grupo Municipal MOVER Parla, presenta esta proposición para debate y aprobación, si procede, al Pleno del

 

Ayuntamiento de Parla con los siguientes acuerdos:

1. Desarrollar y poner en práctica los siguientes puntos a través del Consejo Sectorial de Bienestar Social y Salud:

  1. Crear desde el área de servicios sociales un “Plan de Acogida” para las personas diagnosticadas de Fibromialgia, donde se incluyan apartados específicos de la enfermedad y recursos municipales y asociativos de Parla, y que dicha información se encuentre disponible en todas las consultas de Atención Primaria así como en el Hospital de Parla.

  2. 2. Potenciar acciones de comunicación a través de la web municipal y otros servicios municipales instando a la Comunidad de Madrid y al tejido asociativo a desarrollar guías de práctica clínica y protocolos de actuación en Fibromialgia que incorporen la perspectiva de género.

3. Instar a las Consejerías de Sanidad y Educación a incluir en los programas de pregrado y post-grado, formación en perspectiva de género y salud, en especial, en el caso de enfermedades como la Fibromialgia.

  1. 4. Instar al Gobierno de España a la apertura y mantenimiento de líneas de investigación básica, clínica y aplicada en esta enfermedad dentro de los Planes Nacionales de I+D+I, dada la prevalencia de esta enfermedad y su importante repercusión individual, familiar y social y a realizar estudios epidemiológicos que permitan conocer la prevalencia e incidencia de la Fibromialgia.

  2. 5. Diseñar y desarrollar la figura del “Paciente Experto” a través del área de Bienestar Social y Salud en colaboración con el tejido asociativo.

  3. 6. Diseñar y desarrollar un acuerdo de colaboración entre el área de empleo, los servicios asistenciales, los servicios de salud laboral y los de recursos humanos de las empresas (incluidos los representantes sindicales), con el fin de facilitar la máxima integración laboral de los afectados por Fibromialgia.”

La Corporación por unanimidad acuerda: Aprobar la Proposición conjunta de todos los Grupos Municipales para desarrollar acciones concretas para fomentar la inclusión y normalización de los enfermos de fibromialgia.